sábado, 16 de octubre de 2010

L

Soy un punto ìnfimo en la infinita aguja de un reloj. La aguja es mar y el tiempo.
El tiempo no es un hombre. Yo no soy una mujer.
El reloj es mi nombre.

2 comentarios: