martes, 22 de junio de 2010

No estoy pudiendo saber, no me està saliendo. Estiro mis manos con fuerza pero no van màs allà de lo que alcanzan, de lo que tocan. Corro, corro, corro, no me bastan el aire ni los pies. Siempre nunca, los pies.
Me esconden tus pasos, el tiempo, la otravida que no llega, la mirada perdida. Me escondo. Golpeo mi pecho que ya no es mi pecho, sino un tambor profundo, oscuro, mis manos, silencio...
Alguien dice algo a alguien que no estoy pudiendo saber si soy yo. Por las dudas me quedo, ya inmòvil, con la mirada encontrada en la inmensidad del camiòn de la basura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario